JUAN DE LA BARRERA PDF Imprimir E-mail
Comparte este artículo en: Comparte este artículo en: Facebook Twitter Google Yahoo MyWeb Del.icio.us Myspace

JUAN DE LA BARRERA

<< anterior / siguiente >>

Su nombre completo era Manuel Juan Pablo José de la Barrera e Inzaurraga. Nació en la Ciudad de México el 26 de junio de 1828. Ingresó al Colegio Militar cuando aún no cumplía los 13 años, el 15 de febrero de 1841, y el 18 de diciembre del mismo año recibió el ascenso a subteniente de artillería. Esto le causó la baja del plantel escolar y alta en la primera brigada de artillería, a donde fue adscrito a la cuarta compañía. Para 1843 solicitó su ingreso al Colegio Militar para continuar sus estudios, con la intención de convertirse en ingeniero militar, lo cual fue concedido el 1° de diciembre de ese mismo año. Para el 30 de enero de 1845, su aprovechamiento y buenas calificaciones le merecieron el grado distintivo de subteniente alumno. El 11 de agosto de 1847 recibió su ascenso a teniente de ingenieros y dejó de pertenecer al Colegio Militar, destinado al batallón de zapadores. No pudo incorporarse porque esa corporación se disponía a combatir en la batalla de Padierna, en la que la unidad quedó destrozada. Por esta razón, aún sin pertenecer al Colegio Militar, continuó en Chapultepec a las órdenes directas del general Monterde, quien lo asignó a la construcción del “hornabeque” levantado al inicio de la calzada de Tacubaya, donde el 13 de septiembre enfrentó a los invasores.

Nadie lo vio morir y nadie relató su muerte, seguramente porque quienes estaban con él tampoco sobrevivieron, arrollados por la marea de invasores. Se sabe, eso sí, que el general Nicolás Bravo destacó al “hornabeque” a 160 soldados mexicanos y buena parte de ellos sucumbieron ante la embestida estadounidense; los partes de batalla estadounidenses consignan que allí se libró la más sangrienta acción militar de toda la batalla. Los poquísimos soldados mexicanos en sobrevivir corrieron hacia el norte, rumbo a la calzada de la Verónica, y se incorporaron con las tropas del batallón Matamoros de la guardia nacional de Morelia, perteneciente a la brigada del general Rangel, quienes se retiraron para defender las garitas de la ciudad.

Nuestros tres testigos –Molina, Noris y Cuéllar casi nada dicen sobre Juan de la Barrera, porque ellos combatieron en el castillo. Molina hace una pequeña referencia a él, más bien sobre la cercanía y trato frecuente de los cadetes con De la Barrera, quien apenas un mes antes era todavía alumno del colegio: “Habiendo concluido su carrera, prestaba ya sus servicios en el batallón de zapadores, son que por ello hubiera dejado de asistir diariamente al plantel ni de hacer vida íntima con todos nosotros.” Lo único que supo Molina fue que De la Barrera “murió dignamente en su puesto, desempeñando la comisión del servicio de fortificaciones”.

Juan de la Barrera tenía, al morir, 19 años con tres meses de edad.


Tomada del libro de José Manuel Villalpando, Niños Héroes, México, Editorial Planeta, Grandes Protagonistas de la Historia Mexicana, 2004, pp. 67-69.